Gerencia tu adultez

Gerencia tu adultez

“Debido a la poca intervención en aspectos relacionados con la adultez, las experiencias creativas y enfoques educativos deben ser ofrecidos y dar opciones para un desarrollo óptimo”.

La adultez es una etapa del desarrollo en la que se presentan cambios físicos, emocionales, psíquicos, laborales y sociales. En el transcurso de vida, las adaptaciones surgen o se generan por transiciones profesionales, separaciones familiares, conformación de una nueva familia, adaptaciones sociales, insatisfacciones profesionales, construcción de una vida profesional o labor activa, entre un sin número de acontecimientos y situaciones adyacentes a la edad. Muchos de las transformaciones posibilitan experiencias, percepciones y vivencias que sólo la persona puede explicar de manera singular.

La adultez se asocia con madurez psicológica, tolerancia, conciencia moral y valores humanísticos, además se encuentran aspectos relacionados con la autogestión, la autonomía y la responsabilidad, sin embargo, en el recorrido de las diferentes etapas o por el paso de la edad, puede surgir determinadas crisis en las que se adquieren desmotivaciones, inseguridades y falta de autoestima por la presencia de cambios que no se pueden evitar. De esta manera en la transición de la adultez se puede encontrar “preocupaciones” por llegar a determinada etapa o edad, donde las inconformidades pueden quedar latentes y sin resolver, aún cuando la persona este buscando una solución definitiva.

 

A la adultez se le presta una menguada atención, mucho más en la transición de años relacionados con la mitad de la vida, basta con detallar algunas eventualidades y hasta investigaciones en las que se genera poco interés e invisibilidad, siendo necesario la interposición y educación continua.

Por medio de la información se fomenta y se aborda el cambio personal, familiar y social que adviene el recorrido o paso de la edad. Al abordar la etapa de la adultez se retomarán aspectos relacionados con el conocimiento de sí mismo, además de la historia personal, la historia familiar y social, donde cada participante observará aspectos significativos a partir de la incongruencia, observación y visualización de enfoques dañinos previstos en sí mismo y en los demás.

El cambio físico es inevitable, sin embargo, se encuentra una basta y amplia transformación interna en la que el individuo requiere fortalecer, resignificar y adecuar lo verdaderamente importante, de esta manera la sabiduría y el conocimiento promueven aspectos agradables a partir del advenimiento, deterioro físico y afrontamiento social.

TIPS para abordar la adultez

  • Observa tus pensamientos y las personas con las que interactúas constantemente. ¿Cuáles son tus expresiones coloquiales? ¿Qué es lo que piensas de tu etapa o edad?
  • Instaura hábitos saludables en tu vida cotidiana, ya sea deportivo, intelectual o espiritual. Cuando tengas malestar o dolor emocional, trata de ubicarlo inicialmente en el cuerpo, no lo evites. Trata de observar de dónde proviene.
  • Si el dolor emocional es fuerte y constante te recomiendo buscar ayuda profesional. Analiza el profesional a buscar, recuerda que algunos elementos son inconscientes y no todo se resuelve proclamando la felicidad inmediatamente.
  • Cierra ideas inconclusas, revalúa lo que has hecho y lo que queda por hacer en tu etapa de vida.
  • Aclara malentendidos con amigos, familiares y personas cercanas.
  • Fomenta estrategias emocionales para los comentarios inapropiados o para una situación que te incomoda.
  • Ten elementos para desconectarte de aspectos negativos. Ejemplo de ello: la fotografía de tu hijo o familiar, un elemento simbólico que te traiga un recuerdo bonito, una canción e imagen, entre muchas otras.
  • Desarrolla estrategias de acuerdo a tu conocimiento, misión y visión personal. Cada uno vivencia su mundo de manera singular, fíjate en tus comparaciones, ideales y sueños a partir de sí mismo y no de los de los demás.
  • Utiliza espacios para la creatividad e introspección, recuerda no hay nada mejor como estar tranquilos y consigo mismo.

NOTA: si el tema es de su interés le podemos compartir un artículo dado bajo la intervención de la maestría en psicología en la U.S.B. “El proceso de individuación en la adultez intermedia”

Escrito por Leidy Cañas Torres. Psicóloga. Mg (c) U.S.B.

Arias, G. (2012). Sentido de vida y narrativa: defensa frente a la apatía del hombre para pensar lo humano. Katharsis, Pág. 107 – 124.

Fernando López Noguero, T. P. (1994). Investigar en educación social (Vol. 27). Sevilla, España: Copistería Los remedios, Niebla.

Gutierrez, G. (2003). El taller reflexivo . Medellín , Colombia: Universidad pontificia Bolivariana .

Jung, G.C. (2011). Aion contribuciones al simbolismo del sí – mismo. Madrid, Editorial Trotta.

Stevens, A. (1994). Jung o la búsqueda de identidad. Madrid, Editorial debate.

Levinson, D. (1986). A conception of adult development. American Psychologist, 41(1), 13.

Martinez, Á. I. (2005). Psicología del desarrollo de la edad adulta Teorías y contextos. Revista Complutense de Educación, 16 (2).

McFadden, J. R. (2012). Women During Midlife: Is It Transition or Crisis?. Family & Consumer Sciences Research Journal, 40 (3), 313–325.

Stell, O. C. (19 de September de 2014). Later-Life Crisis: Towards a Holistic Model. Springer Science+Business Media New York .

Manukyan, R. & Victoria, L. A. (2015). Formation of personality psychological maturity and adulthood crises. Psychology in Russia: State of the Art, 8.

 

 

 

 

Mayores Informes:
Corporación Amigos de EAFIT
Teléfono: 2619500 ext 9525- 9296
Email: corporacionamigos@eafit.edu.co